Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Guenduláin

Este lugar, hoy despoblado y abandonado, fue en tiempo un señorío de gran importancia, no solo en la Cendea de Cizur, sino en toda Navarra. Situado en pleno Camino de Santiago, entre Cizur Menor y Zariquiegui, su silueta recuerda el pasado glorioso de un lugar privilegiado. La Colegiata de Roncesvalles tuvo posesiones durante el siglo XIII. Posteriormente estuvo bajo la protección y dominio del Conde de Guenduláin, señor de Ayanz y de las generaciones de su linaje desde el siglo XVI. El Papa Clemente IX suprimió en 1669 los beneficios de los que gozaba la parroquia del lugar. Durante 1817 el lugar contaba, además del palacio con almenas, con 23 casas, una salera, un colmenar e, incluso, un profesor de ciencias. La antigua parroquia de San Andrés, hoy abandonada, es un edificio del siglo XVII.