Camino de Santiago

Para peregrinar a Santiago de Compostela existen varias rutas. Una de ellas, seguramente la más conocida, es el Camino Francés. Esta ruta entra en España desde Francia y recorre Navarra pasando por Roncesvalles, Pamplona, Cizur Menor, Puente la Reina, Estella…

En el tramo comprendido entre Pamplona y Puente la Reina se encuentra la Cendea de Cizur, que es por lo tanto parte del Camino Francés. En efecto, esta ruta pasa por cuatro poblaciones de la Cendea: Cizur Menor, Guenduláin, Zariquiegui y Astráin. En el siguiente mapa podemos ver un detalle de este trazado:

Mapa del Camino de Santiago en esta zona

La traza del Camino Francés fue establecida en el siglo XI por los reyes Sancho el Mayor de Navarra y Alfonso VI de León. El Camino quedó definido basándose en las vías romanas que entonces unían varios puntos de la península.

El Camino generó un enorme flujo humano. Para la atención de los peregrinos se fundaron hospederías, se crearon hospitales y cementerios, se levantaron puentes, se construyeron iglesias, monasterios, abadías y, lo más importante, se fundaron infinidad de núcleos de población en torno a la ruta constituyendo un legado histórico y artístico de enorme importancia.

Los pueblos de la Cendea recogen parte de ese legado. El peregrino encontrará en su ruta iglesias como la de San Miguel Arcángel, parte de un antiguo monasterio sanjuanista que disponía de albergue de peregrinos, en Cizur Menor, o la de San Andrés de Zariquiegui, situada en pleno Camino de Santiago. También Astráin, forma parte de la historia de esta ruta milenaria.

En el alto del Perdón hubo antiguamente  un hospital de romeros y, hasta hace poco, una ermita dedicada a la Virgen del Perdón. La  leyenda que remata el monumento no puede ser más explícita: “Donde se cruza el Camino del viento con el de las estrellas”.

La carretera nacional discurre a la derecha, recta hacia Puente la Reina. El Camino va a la izquierda, enlazando los tres pueblos que se ven en la llanura ondulada. Ninguno de los dos es la traza original; ésta discurría por una zona intermedia a las dos vías, atravesando una localidad desaparecida en el siglo XIV, Aquiturrain, desde donde la senda enlazaba con Gares.