Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

PALACIO DE GUENDULAIN

Palacios

Exterior del Palacio de Guendulain

 

El palacio abandonado, de planta rectangular, cuenta con dos torres en los ángulos y almenas como elementos defensivos.

Este antiguo solar estuvo vinculado a la casa de Ayanz, conocido e ilustre linaje navarro que en la época de las luchas civiles del Reino formó parte, de forma decisiva, de la parcialidad beaumontesa. Cuando en 1521 entraron en Navarra las tropas de Asparrot, la casa fuerte debió de quedar seriamente dañana por los franceses, porque su dueño, Don Francés de Ayanz, “era muy adherido a la corona de Castilla”, según se lee en una declaración testifical de aquellos años.

El Condado de Guendulain fue eregido por Felipe IV en 1658, en la persona de Don Jerónimo de Ayanz y Javier, caballero de Calatrava, aunque no se otorgó el real despacho hasta el año 1663, a su hija Doña Josefa de Ayanz y Berrio.

Se encuentra en estado de ruina. De propiedad privada, no está permitido el acceso.